Quienes Somos

FINALIDADES Y PRINCIPIOS

“Federación de Asociaciones de Funcionarios de la Salud FENATS tiene por objeto preferente:
a) Promover el mejoramiento económico de sus afiliados y de las condiciones de vida y de trabajo de los mismos.
b) Procurar el perfeccionamiento de sus federados, en los aspectos materiales y espirituales, así como también la recreación y esparcimiento de ellos.
c) Recabar información sobre la acción del servicio público y de los planes, programas y resoluciones relativos a sus funcionarios.
d) Hacer presente, ante las autoridades competentes, cualquier incumplimiento de las normas del Estatuto Administrativo.
e) Proponer a las autoridades criterios sobre políticas de recursos humanos, carrera funcionaria, capacitación y dar a conocer su opinión sobre gestión
administrativa.
f) Representar a los funcionarios en los organismos y entidades en que la ley les concediere participación. Podrán, a solicitud del interesado, asumir la
representación de los federados para deducir, ante la Contraloría General de la República, el recurso de reclamación establecido en el respectivo
Estatuto Administrativo.
g) Realizar acciones de bienestar, de orientación y de formación gremial, de capacitación o de otra índole, dirigidas al perfeccionamiento funcionario, a
la recreación y al mejoramiento social de sus afiliados.
h) Prestar asistencia y asesoría técnica a sus asociados y también procurarles recreación y esparcimiento.

La Historia

La CONFENATS, es la continuadora legal de la FENATS Nacional, organización que representa y ha representado a lo largo de su historia a los trabajadoresde la Salud; de los estamentos Profesionales y no Profesionales a través de un sistema de afiliación voluntaria mediante el cual se adquiere la condición de Socio de la organización Base FENATS existente en cada uno de los Hospitales Públicos a lo largo del país.

La historia de nuestra organización se remonta a los años 52 que por Ley 1383 se crea el Servicio Nacional; entidad que da vida a la organización de los trabajadores al interior de los establecimientos hospitalarios. No obstante a esta gran posibilidad, en el inicio la organización de trabajadores fue de trámite lento y basado solamente en la asociabilidad, pero alrededor de los 60, impulsados por una apuesta política más que por una acción gremial los trabajadores van convirtiendo su organización en un referente de carácter sindical y social. La importancia de esta conducta decisiva del movimiento obrero chile, significó, la presencia de dirigentes con una marcada definición política, lo que incluso llevó a que en muchos casos éstos fueran puestos por los propios partidos políticos a los cuales pertenecían; como una forma de ganar espacios; pensando en que los trabajadores tarde o temprano llegarían al poder.

En conclusión; los trabajadores de la salud organizados gremialmente estábamos ajenos a la lucha reivindicativa ni a la apuesta política que se daba en los distintos sectores de trabajadores sindicalizados en las distintas ramas de la producción.El reconocimiento que se ganaron los trabajadores de la Salud a través de la organización tanto de autoridades como de los demás trabajadores, dio paso a una importante lucha reivindicativa salarial, produciéndose a fines de los años 60 los mayores movilizaciones de su historia, lo que permitió importantes avances que se concretarían más adelante durante el Gobierno del Dr. Salvador Allende; logros en los que se encuentran la asignación trienal, reconocimientos de escalafones por especialidad, goce de grado superior, jubilación perseguidora entre otros, que fueron conculcados posteriormente a partir del año 73 con la instauración del gobierno dictatorial.

La etapa oscura que empieza a vivir el movimiento sindical chileno a partir de la Dictadura militar; no deja al margen a la organización de los trabajadores de la salud, que sufrió el exilio y la desaparición de muchos de sus dirigentes y la exoneración de otros tantos trabajadores; el estancamiento y retroceso en todas sus conquistas laborales y seguridad social. Casualmente y por una importante iniciativa de los Dirigentes de la época en la adquisición del bien raíz que cobija a nuestra organización superior se utilizó la figura de una Corporación de Derecho Privado, lo que permitió mantener el bien raíz adquirido el cual no fue requisado, ya que legalmente su propietario no era el gremio sino la Corporación llamada FENATS.